Bogotá es una ciudad muy grande y heterogénea y el comportamiento del virus es distinto por zonas; por eso decidimos con el Gobierno Nacional y el comité asesor de epidemiólogos que era mejor hacer cuarentenas focalizadas por localidades”.

De esta forma, la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, respondió a través de El TIEMPO la carta que este lunes les enviaron a ella y al presidente Iván Duque 14 gremios médicos en la que solicitan que ante el aumento vertiginoso de casos de covid-19 en el país, que tiene como foco la capital, se cierre completamente la ciudad durante dos semanas.

Entre los firmantes se destacan la Asociación Colombiana de Sociedades Científicas, la Federación Médica Colombiana, el Colegio Médico Colombiano, el Colegio Médico de Bogotá, la Asociación Médica Sindical (Asmedas) y la Asociación Nacional de Internos y Residentes.

En ese sentido, López descartó la propuesta de los médicos de auxiliar con una “política social de renta básica real y efectiva, con garantías de alimentación y servicios públicos básicos” a la población más pobre y vulnerable, “cuyo ingreso como trabajadores independientes informales o de micro y pequeñas empresas no está garantizado sin la lucha diaria”, según los médicos.

Esta petición ascendía a un salario mínimo legal mensual, pero según Claudia López sí se les garantizará una renta a todos los hogares en pobreza y alta vulnerabilidad en un monto inferior y complementado con testeos masivos, vigilancia epidemiológica y mucha cultura ciudadana para fomentar la aplicación de las medidas de bioseguridad.

En la carta enviada a estas autoridades, los voceros de los principales gremios médicos basaron su solicitud en el porcentaje actual de ocupación de camas de unidades de cuidados intensivos, la baja disponibilidad del talento humano para atender estos servicios, las variaciones del contagio, la poca disponibilidad de equipos de salud pública para el control de la pandemia y la baja cobertura en pruebas y oportunidad de los resultados para el diagnóstico real de la situación que expusieron.

Frente a eso, la alcaldesa López manifestó que el pico de una pandemia no se pasa con camas vacías, sino con toda la capacidad de atención domiciliaria, hospitalaria y de UCI a tope. Y, según la mandataria, por esas mismas razones se encuentra en alerta roja sanitaria.

“Son mejores cuarentenas selectivas bien hechas, con apoyo y mediciones, que una generalizada mal hecha”

Agregó que todos los días se instalan más UCI que se van usando y que hay que tener en cuenta que en marzo apenas se contaba con 200 camas de este tipo para covid-19 y en el momento ya hay más de 1.200 instaladas y en un mes se espera llegar a 2.000, con las que se pretende atender el pico según el modelo epidemiológico de Bogotá.

Luis Jorge Hernández, doctor en Salud Pública y asesor de la alcaldía, explicó que los efectos de una cuarentena estricta se ven a los 15 días y no antes y por eso “son mejores cuarentenas selectivas bien hechas, con apoyo y mediciones, que una generalizada mal hecha”.

Cabe recordar que el viernes pasado, la alcaldesa López anunció un paquete de medidas para contener el avance de la pandemia, entre las que se incluyen cuarentenas escalonadas por 14 días y por localidades.

En el documento de 12 páginas, los médicos insisten en que el aumento en el número de camas de UCI requiere de un crecimiento proporcional de personal especializado para atender con menos riesgo y mayor eficacia a los enfermos que lo requieran. Y, para el efecto, dejan claro que, según los firmantes, deben cubrir técnicamente estas áreas.

Respecto al personal, López manifestó su gratitud y afecto para quienes se dedican a cuidar y a salvar vidas y apuntó que, efectivamente, el recurso más limitado hoy no son los ventiladores, sino los intensivistas.

Consciente de eso, la planta se ha ampliado tanto como ha sido posible, además de capacitar y reentrenar a médicos de otras áreas en esta especialidad, lo mismo que a personal de enfermería y terapia respiratoria, que son los de mayor escasez en este momento, aseveró López.

En ese sentido, la alcaldesa dijo que se ha trabajado con las facultades de medicina para disponer de internos y otros médicos en prácticas a través de un banco de hojas de vida y acceder a ellos de manera presencial o a través de telemedicina.

En este asunto también opinó la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), que a través de su presidente, Jaime Alberto Cabal, manifestó que lo decretado por la primera autoridad de la capital causará la parálisis total de la ciudad y podría desencadenar graves consecuencias económicas y sociales para sus habitantes.
Y aunque reconoció que la aceleración de la curva de contagios y la ocupación de las UCI amerita medidas de control, aseguró que no es con el confinamiento total que se logra atenuar.

Conozca en tiempo real que pasa con el COVID-19  dando clic AQUÍ

TOMADO DE: Eltiempo.com